Como mejorar mi empresa?

Algunas ideas que sugiero para lograr mejores resultados:

 Decidamos hacerlo:

Actuar ante todo, ya que el éxito no pasa por lo que decimos sino por lo que hacemos, aunque estas compañías pueden ser analíticas en su enfoque para la toma de decisiones, no están paralizadas por este hecho.

Acercamiento al cliente.

Las  compañías aprenden de sus clientes. Ofrecen calidad, servicio y confiabilidad inigualables. Cosas que funcionan y duran “marcando lo diferencia ” con sus competidores, en las compañías excelentes se obtienen de sus clientes sugerencias para lograr un mejor servicio y mejores ideas para optimizar los productos y adecuarlos a las  expectativas de clientes cada vez más exigentes.

Autonomía y espíritu empresarial.

Los negocios innovadores dan autonomía a sus empleados más competentes y son flexibles frente a los errores, quienes lideran no tratan de tener a todo el mundo tan frenado que no puedo cometer errores.

Productividad por el personal.

Las compañías excelentes tratan a sus empleados como la fuente principal de la calidad y las ganancias derivadas de la productividad. No alientan los antagonismos laborales (nosotros versus ellos) ni consideran al capital como el factor clave de la mayor eficiencia, una política de incentivos para quienes aporten soluciones a problemas del negocio es fuente de mayores ganancias.

Movilización alrededor de un valor clave.

Tener en claro la “misión” de cada empresa y comunicarla a quienes trabajan con nosotros es fundamental para el éxito del conjunto.

A lo que sabes hacer.

Esto quiere decir que las empresas excelentes se consagran a lo que realmente saben hacer, con raras excepciones, las compañías que se dedican razonablemente a lo que saben hacer son las que obtienen los mejores resultados.

Estructura flexible y simple

Las estructuras y los sistemas básicos de las compañías excelentes son simples y horizontales. La alta gerencia es reducida y se da en outsourcing muchas de las tareas consideradas no esenciales para el negocio.

Flexibilidad y exigencia simultánea.

Las compañías excelentes son a su vez centralizadas y descentralizadas. La mayor parte de ella concede autonomía a los talleres o al equipo del desarrollo de producto. En cambio, son fanáticos de la centralización en lo que hace a los valores centrales de la empresa.



A %d blogueros les gusta esto: